Cuidado Femenino

Para la mujer

NOVEDADES
ACTUALIDAD
Nuestros Productos
Artículos
PARA SABER
Estudios para la Mujer
Síntomas de Alerta Médico
Guías Informativas
PREGUNTAS FRECUENTES
CONSULTAS



Muchos pueden ser los motivos por los cuales una mujer concurra a visitar a su médico ginecólogo. Algunas veces existe una consulta manifiesta, la paciente quiere resolver un problema y por ello lo visita. Otras veces el motivo es sólo realizar un examen de rutina. La consulta ginecológica es anual, excepto que exista una causa determinada que justifique que sea antes de éste período. Se aconseja a la paciente a realizar la primera consulta ginecológica a partir de los 18 años o antes si hubiese algún motivo (anticoncepción, dolor menstrual, alteración del ciclo). Los exámenes de rutina que se realizarán a la paciente dependerán de la edad y será el médico tratante quien oriente a la paciente con respecto a ello. Los estudios más solicitados son: 

•  Citología Vaginal (Prueba de Papanicolaou)
La prueba de Papanicolaou es una forma de examinar las células que se recogen del cuello uterino. El propósito principal de la prueba de Papanicolaou es detectar cambios anormales en las células que pueden surgir por causa de cáncer de cuello uterino o antes que se presente el cáncer. Éste examen puede ser realizados por médicos o por otros profesionales de la salud capacitados especialmente. Es un examen rápido, que no causa dolor y puede ser realizado por consultorio, en una clínica o en un hospital. La toma del material se realiza con la paciente acostada en la camilla, en posición ginecológica. Se coloca un espéculo y luego se recoge una muestra de células de adentro del cervix con un raspador cervical o un cepillo cervical pequeño. La muestra recogida se coloca en un portaobjetos de vidrio y se conserva en fijador para luego ser enviado al laboratorio para que ser evaluado por un citólogo. La prueba de Papanicolaou debe ser realizada anualmente. Éste examen se debe realizar en toda mujer mayor de 18 años o en toda mujer sexualmente activa independientemente de su edad. No existe una edad límite para hacer la prueba. La prueba de Papanicolaou debe ser realizada en condiciones basales, es decir, se indica a la paciente que 24 hs. antes del estudio no deberá tener relaciones sexuales, no utilizar productos vaginales ni estar menstruando.

•   Colposcopía
La colposcopía es un procedimiento médico en el cual se utiliza un microscopio especial, llamado colposcopio, para mirar adentro de la vagina y examinar detenidamente el cuello de útero. En algunas ocasiones, se toma una muestra (biopsia) para efectuar estudios adicionales. Para la realización de éste estudio se coloca a la paciente acostada sobre la camilla en posición ginecológica. Se coloca un especulo y luego el médico observará el cuello de útero a través del colposcopio. Es un procedimiento indoloro, ya que el colposcopio no se introduce en la vagina para la observación del cervix. Se realiza en forma ambulatoria, en consultorio, en un hospital o en una clínica.  Al igual que la prueba de Papanicolaou es un examen que se realiza anualmente, sin límite de edad. Complementa a la prueba de Papanicolaou y su fin es la detección precoz del cáncer de cuello uterino. Se debe realizar en toda paciente que haya iniciado sus relaciones sexuales, en pacientes con resultados de Papanicolaou anormal, en el control de pacientes con antecedentes de HPV (infección por Virus de Papiloma Humano) o de cáncer de cuello de útero, en pacientes con sangrado vaginal anormal, en pacientes con flujo vaginal que no cura con tratamientos médicos habituales, en pacientes que presenten lesiones externas (verrugas, condilomas, úlceras, excoriaciones), como estudio previo a la realización del cirugías de útero. No requiere ninguna preparación especial. No se deben practicar duchas vaginales, ni tener relaciones sexuales durante las 24 hs. previas al estudio.

•   Mamografía
El cáncer de mama es una de las causas más importantes de muerte por cáncer en la mujer. Ya que muchos de estos cánceres son tratables cuando se detectan en un estadio inicial, es esencial el uso de técnicas diagnósticas para diagnosticarlo en forma temprana. La mamografía es un método diagnóstico específico para la mama que emplea rayos x. Las mamografías de screening son realizadas en mujeres sin síntomas que están sobre la edad de 35 años. Si la paciente tuviese una mamografía normal, éste estudio se repite a partir de los 40 años, cada 1 ó 2 años, según el criterio médico. Si la paciente tuviese antecedentes directos de cáncer de mama (madre-hermana) se aconseja realizar el estudio a partir de los 30. Después de los 50 años, se aconseja una mamografía por año. Es un estudio que no requiere preparación previa.

•   Ecografía Mamaria
La ecografía mamaria es una técnica que utiliza ultrasonidos para la formación de una imagen de la parte del organismo a estudiar. Esta exploración no duplica la información obtenida en una mamografía sino que es una evaluación complementaria. Es particularmente útil para distinguir estructuras líquidas de sólidas y por lo tanto se usa como recurso para detectar quistes dentro de la mama (los quistes son estructuras pequeñas rellenas de líquido). La mayoría de los exámenes ecográficos de la mama son realizados para responder reevaluar una imagen vista en la mamografía. No es necesaria una  preparación previa para realizar el estudio.

•   Ecografía Ginecológica
La ecografía es un estudio que utiliza ondas sonoras de alta frecuencia y una computadora para crear imágenes de vasos sanguíneos, tejidos y órganos. Las ecografías se utilizan para ver el funcionamiento de órganos internos y para evaluar el flujo sanguíneo a través de diversos vasos. Es un estudio que puede hacerse en forma ambulatoria o como parte del cuidado hospitalario. Existen distintos tipos de ecografía según la parte del cuerpo que se decida evaluar: el abdomen, las mamas, la pelvis femenina, la tiroides, el sistema vascular, etc. Hay también, distintas técnicas de ecografía, las más utilizadas en ginecología son la abdominal y la transvaginal. Requiere preparación previa.

•   Densitometría ósea
La densitometría es una exploración que utiliza dosis bajas de rayos-x que pasan por todo el cuerpo y toman una radiografía a nivel de la parte baja de la espina dorsal y de la cadera. Es decir, que mediante un sistema de Rx de baja potencia, se puede medir la densidad de calcio de los huesos, nos ofrece datos sobre la posible presencia de una osteoporosis y el riesgo de fracturas óseas. En general, se mide la densidad sobre patrones de edad y de cada hueso, por ello la medición de la densidad en un hueso de la muñeca no puede ofrecer datos sobre los riesgos de una fractura de cadera. Es una de las técnicas más fiables para medir la salud ósea y poder indicar el tratamiento adecuado para la osteoporosis. La repetición en el tiempo de la misma técnica permite llevar el control de la pérdida ósea en cada paciente. También, nos va a permitir medir si hubo mejoría luego del tratamiento. La densitometría se indica en mujeres mayores de 65 años y en pacientes menores de 65 años con factores de riesgo (menopausia precoz, falla ovárica prematura, enfermedades tiroideas, corticoterapia). Se realiza en forma ambulatoria y no requiere preparación previa.







Usuario

Contraseña

Registrarse



Aviso Legal|Privacidad|Contáctenos